Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar

Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar
Colabora con los Misión de los Padres Paúles en Madagascar

miércoles, 10 de julio de 2013

CARTA ABIERTA AL SR. PRESIDENTE D. MARIANO RAJOY


EXCMO. SR. PRESIDENTE DEL GOBIERNO
Don Mariano Rajoy Brey
Presidencia del Gobierno de España 
Palacio de la Moncloa 
28071 MADRID  


Lebrija (Sevilla) 10 de Julio de 2012


Sr. Presidente del Gobierno Don Mariano Rajoy Brey.

Mi nombre es José Antonio Barragán. Soy un andaluz de 43 años de edad, natural de Lebrija y de profesión abogado y trabajador social. He sido militante del Partido Popular desde 1995 hasta el pasado 7 de noviembre de 2012, fecha en que solicité mi baja en el partido por el cambio de postura que el Partido Popular realizó en el tema del falso matrimonio entre parejas del mismo sexo, y asumir las tesis del Gobierno socialista anterior en este tema, y de los principios de la ideología de género que subyacen a dichas tesis, en contra de lo que defendió Usted cuando estaba en la oposición, y bajo el pretexto que se hacía para respetar la sentencia del Tribunal Constitucional que se acababa de publicar sobre este asunto.

Como Usted muy bien sabe, que una norma sea declarada constitucional no impide en modo alguno que pueda ser reformada o derogada. ¿Cuántas normas que son constitucionales se modifican o se derogan en España al cabo de un año Sr. Rajoy? Muchas y no pasa nada. La potestad legislativa del Estado conforme al artículo 66.2 de la Constitución Española corresponden a las Cortes Generales, es decir al Congreso y  al Senado, donde el Partido Popular tiene mayoría absoluta, y no al Tribunal Constitucional. Además como Usted bien sabe, conforme al artículo 87 de la Constitución Española, la iniciativa legislativa corresponde al Congreso, al Senado y al Gobierno, que por cierto preside Usted, y conforme al art. 88 los proyectos de ley serán aprobados en Consejo de Ministros (que por cierto también preside Usted) que los someterá al Congreso (...).

Por lo tanto no utilicen Ustedes la coartada del Tribunal Constitucional ni se escondan detrás del mismo para no modificar ni derogar las leyes que muchos votantes le reclaman derogar cuanto antes y sin demora.

Tal es el caso de la actual Ley del Aborto en España, en vigor desde el 5 de julio de 2010, y que según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad correspondientes a 2011 cuesta la vida cada día a más 300 seres humanos inocentes e indefensos, (324 para ser exactos) sin que su Gobierno después de 18 meses en el poder con mayoría absoluta, haya hecho lo más mínimo para poner fin a este verdadero holocausto silencioso que se vive en nuestro país. En 2011, al amparo de esta nueva norma se practicaron en España 118.359  abortos lo que supuso un incremento del  4,71 % con respecto al año anterior.

Sr. Rajoy, en el primer consejo de Ministros que Usted presidió tras ser nombrado Presidente, procedió Usted a derogar el canon digital (que por cierto era una norma constitucional) y me resisto a creer que Usted piense que el canon digital era más importante que la vida de los 300 niños que cada día son ejecutados en los abortorios de toda España de forma cruel e inhumana.

Después de 18 meses en el Poder, Sr. Rajoy, Usted es directamente responsable por omisión de la muerte de 180.000 seres humanos inocentes, 180.000 niños que han sido abortados en España desde que Usted juró su cargo como Presidente del Gobierno. Y esto se lo dice con dolor y con tristeza alguien que en las pasadas elecciones generales le dio su confianza en las urnas, como muchos otros españoles, con la esperanza equivocada de que Usted daría prioridad a la defensa de la vida en su acción de Gobierno, aunque el tiempo desgraciadamente se ha encargado de demostrar lo contrario.

Sr. Rajoy, si su Gobierno finalmente se decide algún día a reformar la actual ley del Aborto de 2010, mucho me temo, que como en el tema del falso matrimonio gay, vuelvan a esconderse Ustedes detrás de lo que en su día dijo el Tribunal Constitucional que cabía en nuestro Constitución (olvidando que el T.C. no obliga a legalizar el aborto, como tampoco obliga a llamar matrimonio a las uniones civiles del mismo sexo) y se limiten a volver a la ley coladero de 1985, permitiendo los supuestos de:

-       Aborto terapéutico: Cuando sea necesario para evitar un grave peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada.
-       Aborto por delito de violación: Cuando el embarazo sea consecuencia de un hecho constitutivo de delito de violación.
-       Aborto eugenésico o embriopático: Cuando se presuma que el feto habrá de nacer con graves taras físicas o psíquicas.

En dicho caso, permítame que le haga algunas reflexiones:

En el supuesto de aborto para evitar un grave peligro para la vida de la madre, nuestro código penal ya contempla el estado de necesidad como causa eximente de la responsabilidad criminal, concretamente en el artículo 20.5. Para que se dé el estado de necesidad es necesario que colisionen dos bienes jurídicos de igual valor, en este caso, la vida de la madre y la vida del hijo, pero el peligro debe ser real y contrastado. Por lo tanto no es necesario volver a regular algo que ya está regulado en nuestro ordenamiento jurídico.

En cuanto al segundo supuesto, Aborto por delito de violación, me gustaría recordarle unas palabras de Juan Pablo II pronunciadas en Madrid el 2 de noviembre de 1982, en su primera visita a nuestro país. «Quien negara la defensa a la persona humana más inocente y débil, a la persona ya concebida aunque todavía no nacida, cometería una gravísima violación del orden moral. Nunca se puede legitimar la muerte de un inocente.» Muchos pensamos que existen alternativas al aborto en los supuestos de violación, entre otras reformar el actual código civil en materia de adopción para que sea mucho más fácil en España adoptar y dar un niño en adopción.

Y con respecto al tercer supuesto de Aborto eugenésico, le recuerdo que en España está en vigor entre otros tratados de la misma materia, la Convención Internacional Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de la ONU, aprobada en Nueva York el 13 de diciembre de 2006, que entró en vigor en nuestro ordenamiento el 3 de mayo de 2008, (BOE nº 96 de 21 de abril de 2008) y que establece en sus artículos 7 y 10 lo siguiente:

Artículo 7. Niños y niñas con discapacidad
Los Estados Partes tomarán todas las medidas necesarias para asegurar que todos los niños y las niñas con discapacidad gocen plenamente de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en igualdad de condiciones con los demás niños y niñas.

Artículo 10. Derecho a la vida
Los Estados Partes reafirman el derecho inherente a la vida de todos los seres humanos y adoptarán todas las medidas necesarias para garantizar el goce efectivo de ese derecho por las personas con discapacidad en igualdad de condiciones con las demás.

Por lo tanto permitir el aborto por motivos de discapacidad de la persona concebida, sería nulo de pleno Derecho, (como lo es ahora que se puedan eliminar estas personas durante los 9 meses de gestación a diferencia de las personas concebidas sanas, que se pueden eliminar hasta los 3,5 meses de gestación) por ser contrario a un Tratado Internacional ratificado por España y actualmente en vigor, además de ser contrario al principio de igualdad con el que estas personas deben ser tratadas y que nuestra Constitución consagra en su artículo 14. Sr. Rajoy, como Usted muy bien sabe, ninguna ley orgánica aprobada por el Parlamento puede ser contraria a un Tratado Internacional ratificado por España.

En este mismo sentido le podría hablar de:
·        La Declaración de los derechos del retrasado mental, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 2856 (XXVI) de 20 de diciembre de 1971.  Artículo 1: El retrasado mental debe gozar, hasta el máximo grado de viabilidad, de los mismos derechos que los demás seres humanos.
·        La Declaración de los derechos de los impedidos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su  Resolución 3447 (XXX), de 9 de diciembre de 1975.
·        La Declaración sobre los derechos del niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 1386 (XIV) del 20 de noviembre de 1959.
·        La  Convención sobre los derechos del niño, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución 44/25 del 20 de noviembre de 1989, y entrada en vigor el 2 de septiembre de 1990, (BOE nº 313 de 31 de diciembre de 1990) en su preámbulo se refiere expresamente al nasciturus y dice:
El niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento.
Artículo 6:
1. Los Estados Partes reconocen que todo niño tiene el derecho intrínseco a la vida.
 2. Los Estados Partes garantizarán en la máxima medida posible la supervivencia y el desarrollo del niño.
Un niño concebido con síndrome Down, o con espina bífida, o con retraso mental, Sr. Rajoy, no tiene menos derechos que un niño concebido sano, si no que por el contrario debe gozar de los mismos derechos y oportunidades, tanto dentro como fuera del vientre de su madre, porque todos los seres humanos, absolutamente todos, somos iguales en dignidad y derechos.

Sr. Rajoy, le recuerdo, que como creyente y católico que presume Usted de ser en sus encuentros con el Santo Padre, algún día Usted también tendrá que dar explicaciones al “Jefe de Arriba” de por qué permitió Usted esta matanza diaria de inocentes y no hizo nada por evitarlo. Búsquese una buena excusa para el día que sea llamado a la Casa del Padre, porque sin duda alguna la va a necesitar...
Si su pasividad e inacción en este asunto obedece a un calculado interés electoral, debo recordarle Sr. Rajoy que está Usted muy equivocado y que está siendo Usted muy mal asesorado en esta materia. Prueba evidente de ello son las conclusiones del sondeo “El votante del PP y la protección de la vida humana”, encuesta encargada por la  plataforma Derecho a Vivir a la empresa Análisis e Investigación sobre la regulación del aborto y su impacto electoral, realizada del 20 al 23 de mayo pasados y que sobre una muestra de mil encuestados limita el margen de error al +/-3,16%. La principal conclusión, como señalaba el presidente de  HO,  Ignacio Arsuaga, al presentarlo, es que demuestra que si el PP no toca esta ley, le pasará factura. Los españoles no están dispuestos a tolerar un gobierno incoherente en la defensa de los derechos humanos”. El resultado más relevante de este sondeo es que el PP perderá el apoyo del 45,7% de sus votantes si sigue incumpliendo su promesa de proteger la vida humana. El 90,76% de los votantes del PSOE tampoco votarían al PP aunque renuncie a su compromiso electoral de reformar la ley del aborto.
Por todo ello, apelo a su humanidad, a sus principios y valores cristianos, a su ética y a su compromiso electoral, y le pido que proceda de forma inmediata y sin más demoras a derogar la legislación actual sobre el aborto en España de 2010, así como la norma de 1985 que resurgiría al derogar la actual ley. La mayoría de los españoles y muy especialmente sus votantes, no queremos un cambio de modelo en la ley del aborto, queremos su total y completa derogación, queremos que esta ley sea borrada desde la “A” a la “Z”, en definitiva exigimos una ley de Aborto Cero, pues nunca es legítimo acabar con la vida de un inocente.

Quienes defendemos el derecho natural a nacer y a vivir, no vamos a aceptar reformas, ni leyes coladeros, que sigan permitiendo el fraude de ley para seguir con esta matanza de inocentes. Aunque le hayamos votado a Usted, tenga la seguridad que nos movilizaremos en la calle tantas veces como sea necesario, y con todos los medios a nuestro alcance, hasta conseguir la completa abolición del crimen del aborto en el Ordenamiento Jurídico Español.

Los datos de la realidad del drama del aborto en España son francamente alarmantes. Uno de cada cinco embarazos en nuestro país termina en aborto. Desde 1985, 1,6 millones de españoles han sido eliminados en el vientre de sus madres al amparo de las leyes permisivas del aborto. El llanto y el grito desgarrado de dolor de estos santos inocentes se elevan hasta el cielo clamando justicia, mientras que Usted Sr. Rajoy sigue mirando para otra parte, con los oídos sordos y los ojos cerrados.

Sea Usted valiente Sr. Rajoy y comience a legislar de una vez por todas en defensa de la vida con una voluntad política clara, decidida y firme al respecto. Sea Usted verdaderamente progresista y proteja jurídicamente al más débil e indefenso, que es el concebido aún no nacido y proteja también a las miles de mujeres que cada año son condenadas en nuestro país a sufrir las terribles consecuencias del síndrome post-aborto. Le invito Sr. Rajoy a elaborar una Ley estatal de protección integral de la maternidad, que integre y canalice todos los recursos económicos, sociales, institucionales, laborales, educativos y fiscales necesarios para que ninguna mujer se plantee abortar por falta de ayuda y recursos, como ya se ha hecho parcialmente en algunas comunidades autónomas a través de la iniciativa legislativa popular presentada por la Fundación Red Madre.

Si así lo hace, Sr. Rajoy, tenga Usted la certeza y la seguridad que los españoles sabremos agradecérselo en las urnas en los sucesivos comicios electorales y nunca se arrepentirá de haber obrado en conciencia, como dicta la razón humana y el sentido común. Con mis mejores deseos para Usted y para todo su equipo de Gobierno, reciba mi más cordial y afectuoso saludo.
Atentamente,                                                                       

          José Antonio Barragán Dorantes

1 comentario:

david dijo...

http://www.alfayomega.es/Revista/2013/840/11_espania1.php

hola José Antonio, te adjunto este enlace del semanario Alfa y Omega que se distribuye en el ABC los jueves, la paz contigo