Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar

Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar
Colabora con los Misión de los Padres Paúles en Madagascar

viernes, 3 de enero de 2014

TRAVESTISMO IDEOLÓGICO POR UN PUÑADO DE VOTOS

Copia una idea de Leire Pajín para defender las tesis abortistas más radicales

En 2009 Monago tachó de "aberrante" la Ley de Aído y ahora defiende lo mismo que ella.

El 30 de diciembre de 2013 vivimos un nuevo ejemplo del travestismo ideológico que vienen practicando algunos dirigentes del Partido Popular. El presidente extremeño José Antonio Monago pronunció un discurso de fin de año que incluyó un falaz argumento contra los derechos del concebido y aun no nacido : “Nadie puede negar a nadie su derecho a ser madre. Ni tampoco nadie puede obligarle a nadie a serlo”.

Resulta patético y francamente vergonzoso, que quienes deberían ser coherentes con lo que hace tres años decían, y quienes tenían que ser defensores del principal derecho humano que es el derecho a la vida, se conviertan en defensores de los mercaderes de la muerte y del lucrativo negocio abortista por un miserable puñado de votos.

Leire Pajín, inspiradora de la falacia abortista pronunciada por Monago
El Presidente del PP de Extremadura olvida que toda mujer embarazada ya es madre: las que abortan también, pero ese acto las convierte en madres de un hijo muerto. Y es que desde el mismo momento de la concepción la mujer ya lleva a un hijo en su vientre. La decisión de ser madre o no es anterior al embarazo. Disfrazar el aborto de libre maternidad es una monstruosidad ideológica pronunciada en 2010 por Leire Pajín: “Que las mujeres que no lo desean no se queden embarazadas”, dijo la entonces secretaria de organización del PSOE para defender la actual ley del aborto, olvidando que el aborto no es un método anticonceptivo: es matar a un hijo ya concebido.
Consideró la actual ley del aborto “una quiebra de nuestro sistema de valores”
Pero lo mejor para dejar en evidencia el cambio de chaqueta de dirigentes del PP como Monago es contrastar lo que dicen ahora con lo que decían hace poco tiempo. El propio Monago dijo en mayo de 2009 que la actual ley del aborto es una regulación “aberrante en nuestra sociedad” y que supone “una quiebra de nuestro sistema de valores”. Es más: dijo que se trata de una ley “aberrante para quien es médico, para quien es padre, para quien es cristiano y para quien tiene sentido común, y también para muchos socialistas, estoy convencido”. Se puede ver aún la noticia en la web del PP extremeño, que incluye el audio con esas declaraciones.

Monago criticó a Fernández Vara por ser católico y apoyar la ley Aído
En aquella intervención el entonces jefe de la oposición extremeña no se limitó a criticar la nueva ley del aborto. Además Monago enfrentó al socialista Fernández Vara, católico, con la posición abortista de su partido. Hoy es el católico Monago el que sale en defensa del aborto para evitar que la ley deje de considerarlo un “derecho” -infame ingeniería jurídica impuesta por el PSOE-, olvidándose por completo de sus propias palabras. Esto, claro, a menos que Monago piense que el mandamiento de “no matarás” que obliga a todos los católicos ha sido modificado para admitir excepciones como matar a los miembros más débiles e indefensos de nuestra sociedad. En otras condiciones me negaría a atribuir a Monago esa idea tan absurda, pero ¿qué decir después de verle hablando del aborto como si fuese un método anticonceptivo?

No hay comentarios: