Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar

Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar
Colabora con los Misión de los Padres Paúles en Madagascar

martes, 4 de febrero de 2014

CARTA A LA ASOCIACIÓN FEMEN

Lebrija (Sevilla) a 4 de Febrero de 2013





Señoras de la Asociación FEMEN: 

El pasado día 2 de Febrero, cinco activistas de FEMEN abordaron al Presidente de la Conferencia Episcopal Española Don Antonio María Rouco Varela, con gritos en contra de la reforma de la ley del aborto, cuando se disponía a entrar en la parroquia de los Santos Justo y Pastor, en la calle de la Palma de la capital, lanzándole varias bragas manchadas de rojo y gritando "aborto es sagrado" con el puño en alto.

Coaccionar e intimidar a un anciano de 77 años de edad a las puertas de una iglesia para intentar que no exprese con libertad sus ideas y renuncie al ejercicio de su derecho fundamental a la libertad de expresión que nuestra Constitución española consagra para todos los españoles en su artículo 20, además de ser un miserable acto de cobardía, es un delito tipificado en el artículo 172 de nuestro Código Penal, en el que se tipifica el delito de coacciones y en el que se establece que :


"El que, sin estar legitimamente autorizado impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley no prohibe o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados. Cuando la coacción ejercida tuviera como objeto impedir el ejercicio de un derecho fundamental se le impondrán las penas en su mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada mayor pena en otro precepto de este código". 

 
Es propio de las organizaciones fascistas intentar impedir por todos los medios, que los que no piensan como ellos puedan expresarse con libertad, utilizando para ello coacciones de todo tipo. Como también es propio de las personas y grupos fascistas alterar el normal funcionamiento del Congreso de los Diputados, sede de la soberanía nacional, como ya hiciera Antonio Tejero el 23 F de 1981, o algunas activistas de FEMEN el 9 de octubre de 2013.


Les recuerdo que también los nazis del Tercer Reich acosaban e intimidaban a los judíos a la entrada de las sinagogas y en las puertas de sus casas, antes de pasar a la solución final.


Afirman ustedes que matar inocentes en el seno de sus madres es sagrado. En este sentido, debo recordarles que lo que es sagrado es el derecho natural a nacer y a vivir que tenemos todos los seres humanos. Por el contrario, matar a seres humanos inocentes e infefensos en el vientre materno, ni es un derecho (porque no existe el derecho a matar, existe el derecho a vivir) ni es sagrado, porque es contrario al quinto mandamiento de la Ley de Dios "No Matarás" (Ex. 20,13). Al contrario, matar inocentes en el vientre materno es un crimen execrable, abominable y absolutamente diabólico.


Por todo ello, les ruego pidan disculpas, de forma inmediata, al Presidente de la Conferencia Episcopal Española Don Antonio María Rouco Varela, por el daño ocasionado por las activistas de FEMEN el pasado día 2 de Febrero, y al mismo tiempo les invito a que dejen de comportarse como una organización fascista y aprendan a defender sus ideas, por muy delirantes que estas sean, por cauces democráticos, cívicos y pacíficos.


                                           Fdo.: José Antonio Barragán Dorantes 

Si deseas enviar tú también esta petición a la asociación FEMEN, puedes hacerlo pinchando en el siguiente enlace:

http://www.hazteoir.org/alerta/56332-pidan-disculpas-don-antonio-maria-rouco-varela-y-dejen-coaccionar-e-intimidar-impedir?tc=ty&tcid=1590988 

No hay comentarios: