Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar

Misión del Padre Fermín Maroto en Madagascar
Colabora con los Misión de los Padres Paúles en Madagascar

viernes, 20 de enero de 2012

CONTENIDO ÍNTEGRO DE LA ENTREVISTA PARA SEMANARIO ALBA

ENTREVISTA A J.A. BARRAGÁN PARA EL SEMANARIO ALBA. 20 DE ENERO DE 2011.

1.- ¿Cuándo te afiliaste al PP? ¿Por qué?

En 1995, con 26 años. En aquel año, en mi pueblo, Lebrija, gobernaba el mismo alcalde del PSOE, desde la restauración de la democracia, con mayoría absoluta, (finalmente estuvo 24 años, hasta 2003), y yo veía muchas cosas que no estaban bien. Siempre me han removido el estómago las injusticias, y consideré, igual que sigo considerando ahora, que la política es un buen cauce para luchar contra ellas, para buscar el bien común y para servir a la sociedad. Por ejemplo, en Lebrija, en aquellos años, para trabajar en el Ayuntamiento tenías que tener el carnet del partido socialista, tenías que pasar por la sede del PSOE, y yo me rebelaba contra eso. Incluso se llegó a montar una ONG en la misma sede del partido socialista, “Fundación Lebrija Solidaria”, que aún hoy en día sigue funcionando y recibiendo subvenciones municipales. Ni que decir tiene, que en mi pueblo sigue gobernando el PSOE con mayoría absoluta, igual que en 1995. En Andalucía es como si el tiempo se hubiera detenido.

2.- ¿Disciplina de partido o valores?

La mejor manera de servir al partido en que militas, pienso que es ser coherente con uno mismo, con tus valores y con tus principios. Cuando actúas conforme a tu conciencia, te realizas como persona, te sientes bien, y no te importan las críticas que te puedan realizar. Los valores de un partido, son los valores que sus militantes quieren que sean. A través de los causes de participación que reglamentariamente están establecidos, cualquier militante del partido popular puede defender sus valores y sus ideas dentro del mismo. Yo como católico, no me cansaré nunca de defender dentro de mi partido y fuera del mismo, los valores del Evangelio y del humanismo cristiano, que considero han inspirado siempre mi forma de pensar y actuar. Nunca permitiría que alguien de mi partido, o fuera del mismo, me obligase a decir o a hacer algo en contra de mi conciencia.

3.- ¿Qué le parece que el Tribunal Federal de Texas haya ratificado una ley provida que exige a las mujeres que vayan a abortar escuchar antes el corazón del feto por ultrasonidos?

Me parece una noticia fenomenal y estupenda. La mujer es una víctima más de cada aborto. La mujer que se plantea abortar merece todo el apoyo y ayuda de la familia y del Estado, pero sobre todo, necesita que alguien le haga ver con claridad lo que realmente significa abortar. Hace unos días, he tenido la suerte de ver la primera ecografía de mi segundo hijo, que tiene sólo 7 semanas de gestación, que si Dios quiere nacerá a finales de Agosto, y ver ya su corazón palpitar, tan pequeñito, te puedo asegurar, que es la experiencia más maravillosa del mundo. Estoy convencido, de que si muchas mujeres, hubieran podido ver u oír el corazoncito de su hijo, antes de abortar, finalmente no hubieran abortado.
Para mí, la mujer es una víctima más. Los verdaderos responsables del crimen del aborto, son: Por una parte, los empresarios sin escrúpulos de la muerte, de los centros abortistas, que con esta ley han visto incrementar su suculento negocio, sin importarles para nada, tener por ello, sus manos manchadas de sangre inocente para siempre. Y por otro lado, los políticos que con su voto en el parlamento, han hecho posible que esta ley fuera aprobada, convirtiéndose así, en cooperadores necesarios de la muerte cruel y violenta, de miles de niños inocentes e indefensos, por un puñado de votos.

4.- Bibiana Aído dijo que un feto de trece semanas es un ser vivo pero no un ser humano. Hitler dijo en 1939 una frase parecida: “Un judío, independientemente de su edad, es claro que es un ser vivo; ahora bien no puede afirmarse que se trate de un ser humano, no hay base científica para ello”. En los regímenes totalitarios es el Estado quien decide quien debe nacer y quien debe morir. ¿A pesar de que vivimos en una democracia, los Parlamentos pueden aprobar leyes injustas?

Sí pueden, aunque no deberían. Afortunadamente, España goza de una democracia parlamentaria, y eso nos permite cambiar a los gobernantes y legisladores que aprueban leyes injustas. Y como el pueblo es sabio, eso es lo que hicimos los españoles el pasado 20 de noviembre, quitar la mayoría parlamentaria  a los legisladores que han aprobado, la que es en mi opinión, la ley más injusta de la historia de la democracia española: la ley del aborto de 2010. En cualquier norma, hay que distinguir lo que es la validez, de lo que es la legitimidad. Según Kelsen, una norma es válida si cumple tres condiciones:
1.- Si no contradice ninguna norma constitucional.
2.- Si su procedimiento formal de elaboración respeta las normas que lo regulan.
3.- Si la norma no ha sido posteriormente derogada.
Por legitimidad, se entiende que esté de acuerdo con la tabla de valores del sistema.
En el caso de la ley del aborto promovida por Bibiana Aído, estaríamos ante una ley que no es ni válida ni legítima. No es legítima, pues va contra el valor universalmente aceptado de la vida humana. Y ni tan siquiera sería válida, pues contradice en mi opinión claramente el artículo 15 de la Constitución española, que reconoce que todos tienen derecho a la vida. El Consejo Fiscal de España, en su dictamen preceptivo sobre este Proyecto de Ley lo ha dejado muy claro. El Consejo Fiscal dice en su informe textualmente lo siguiente: «Los artículos 12 y 14, deben considerarse como normas inconstitucionales».

5.- Rajoy declaró antes de las elecciones que su intención es la volver a la situación actual, es decir, a la ley de 1985 que permitía a través del tercer supuesto de despenalización un auténtico coladero. ¿Tiene esperanzas de que se elabore una nueva ley en la que solo se permita el aborto en caso de violación o porque la vida de la madre corra peligro?

Mi verdadera esperanza es que llegue algún día, en el que el aborto voluntario, sea abolido en todos los países civilizados, como en su día fue abolida la esclavitud. Estoy convencido, que las generaciones futuras, mirarán a la sociedad de principios del siglo XXI, con perplejidad, y les costará entender, como hubo una época en la que el Estado permitía a sus ciudadanos matar a niños sanos con tres meses y medio de gestación, y a niños con enfermedades durante los 9 meses de embarazo.
La única legislación que cabe en esta materia, es una ley de protección integral de la maternidad a nivel estatal, como ya se ha hecho en algunas comunidades autónomas: Madrid, Valencia, Castilla León, etc… y que se creen los recursos sociales, económicos, laborales, educativos, institucionales, etc… que hagan falta, para ayudar a las madres gestantes, con dificultades para sacar su embarazo adelante. Asimismo, es necesaria una importante reforma de la legislación española en materia de adopción, que permita agilizar los trámites y eliminar las infinitas trabas burocráticas para poder adoptar y para poder dar un niño en adopción.
El supuesto de peligro real para la vida de la madre, entiendo que no requiere una regulación específica, porque ya está contemplado en nuestra legislación penal, concretamente en el apartado 5º del artículo 20 de nuestro código penal, que recoge “el estado de necesidad”, como circunstancia eximente de la responsabilidad y como causa de exculpación. Según la doctrina española dominante, el estado de necesidad como causa de exculpación se da cuando el estado de necesidad surge de la colisión de bienes jurídicos del mismo valor (en este caso la vida de la madre y la vida del hijo). Tanto la doctrina como la jurisprudencia, conciben el estado de necesidad como una situación de conflicto entre dos bienes jurídicos, en la que la salvación de uno de ellos exige el sacrificio del otro. Ello supone que el bien jurídico que se trata de salvar esté en inminente peligro de ser destruido, y este peligro ha de ser real y objetivo, no pudiendo ser meramente supuesto.

6.- Dices en el libro que esta ley (la de 2010) responde a un objetivo de mayor calado y alcance, pues responde a un gran proyecto de ingeniería social, cuyo fin último es la inversión de valores de la sociedad española.

Las dos últimas legislaturas, del 2004 al 2011, han tenido un denominador común, que las hacen distintas a todas las anteriores, y es lo que yo llamaría “la búsqueda de la inversión de valores”. Si leemos el discurso de José Luis Rodríguez Zapatero, pronunciado en el 37 Congreso del PSOE, en 2008, podemos leer lo siguiente: “El cambio que invocamos va mucho más allá de una mera alternancia en el Gobierno”.
En el libro “Madera de Zapatero. Retrato de un presidente” Suso del Toro entrevista al Secretario General del PSOE Rodríguez Zapatero, y éste expone claramente su proyecto y su estrategia: “Si hay algo que caracteriza a esta etapa de Gobierno es que hay un proyecto. Precisamente porque hay un proyecto hay una resistencia tan inútil como activa de la derecha más dura porque saben que hay un proyecto. Se han dado cuenta de que hay un proyecto de alcance en valores culturales, y por tanto ideológicos que pueden definir la identidad social, histórica de la España moderna por mucho tiempo”.
Estas palabras de Zapatero, dejaban bien claras, cuáles eran sus intenciones.
Se ha intentado el diseño de una sociedad distinta, diseñada conforme a los parámetros de unos gobernantes acomplejados y obsesionados por cambiar la historia de nuestro país del siglo pasado, y por ir contra todo lo que tuviera alguna seña de identidad cristiana. Parámetros totalmente alejados de los valores y raíces del cristianismo, donde se cimientan los pilares de España y de Europa.
Implementación de la ideología de género en nuestro ordenamiento jurídico, adoctrinamiento del Estado en las aulas, mediante una asignatura escolar creada al efecto: Educación para la ciudadanía, modificación de la historia de España con una ley de memoria histórica sesgada, ataques a la institución del matrimonio, creando leyes que facilitan su disolución (Ley del divorcio exprés de 1995) y desvirtuando su auténtica naturaleza (Ley de matrimonio homosexual), laicismo radical y beligerante, desprotección de la vida humana, tanto en su fase de gestación como en su última fase natural, con leyes permisivas tanto del aborto como de la eutanasia, son algunos ejemplos de las medidas adoptadas por el anterior ejecutivo, para llevar a cabo esta inversión de valores.

7.- Un extracto de su carta a Rajoy: “Cada mes que pase, sin derogar esta ley, la muerte cruel y violenta de más de 10.000 seres humanos, pesará sobre su conciencia”.

La ley del aborto de 2010, debió ser derogada en el primer consejo de Ministros de Mariano Rajoy como presidente. En ese consejo de ministros se derogó el canon digital, y creo que nadie pensará que el canon digital es más importante que la vida de los 10.000 niños que cada mes son abortados en España. Mi partido no tiene ninguna excusa para no derogar esta ley del aborto, y cada día que pase sin hacerlo, les costará la vida a más de 300 inocentes. Ante estos dramáticos datos, todos debemos de reaccionar. Las medidas económicas aprobadas hasta el momento para luchar contra la crisis, por el Gobierno de mi partido son todas muy importantes, sin duda alguna, pero no es menos importante la vida de tantos niños indefensos, a las que se le pone fin de forma cruel y voluntaria cada día en nuestro país.

8.- ¿Has recibido respuesta por parte de Rajoy?

De momento, no. El pasado 30 de Diciembre, además de mandar la carta a Rajoy, remití otras tres cartas con contenido similar: una a la Ministra de Sanidad Doña Ana Mato, otra a la Secretaria General del PP, Doña María Dolores de Cospedal y la última, al portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados Don Alfonso Alonso Aranegui. De momento, sólo ha contestado el Ministerio de Sanidad, para informarme que ya le han pasado la carta a mi compañera de partido, la Sra. Ministra Doña Ana Mato.

9.- ¿Alguien en el PP te recomendó no mandarle la carta a Rajoy?

No. El presidente del Partido Popular de Lebrija, ejecutiva local a la que pertenezco, Javier Monge, conocía el contenido de la misma y no le ha dado mayor importancia. En un partido hay muchas sensibilidades, y cada militante es libre para exponer y defender las ideas que considera mejor para el partido y para la sociedad. Para mí, esta carta, no es ninguna noticia. Lo que realmente es noticia, es que, la inmensa mayoría de militantes del partido popular, no nos hayamos aún movilizado públicamente, para exigir a nuestro Presidente la derogación total e inmediata de esta ley cruel e inhumana.

10.- ¿Es el PP un partido acorde con los valores de la mayoría de sus votantes?

Sinceramente, no lo sé. Un partido lo conforman todos y cada uno de sus militantes, desde el Presidente nacional hasta el último militante de base. Y a todos ellos corresponde trabajar, para que los valores en los que creen, sean finalmente los que se propongan a la sociedad para que sean respaldados en las urnas. Las mayorías van y vienen, según el momento electoral en que se midan. Pienso que, los valores de un partido, no se reflejan en qué personas lo pueden votar en un momento determinado. Los valores de un partido con representación parlamentaria, se reflejan cada día, en las votaciones que tienen lugar en el Congreso de los diputados, en el Senado, en las asambleas legislativas de las comunidades autónomas, e incluso en los plenos municipales de los ayuntamientos.
Cuando finalice esta legislatura, sabremos a que valores responden las leyes aprobadas por el grupo parlamentario popular, que goza de mayoría en la cámara. Y cada votante del PP, podrá entonces evaluar, si esos valores se han correspondido con los suyos, o no.

11.- Reflexión final. Lanza un mensaje y di, a modo de resumen, la necesidad de derogar esta ley.

Según el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, cada día son abortados de forma voluntaria, más de 300 niños en España, (113.031 niños en 2010), lo que significa que por cada día que pase sin derogarse esta ley, más de 300 niños inocentes perderán su vida, mientras el Gobierno presidido por Don Mariano Rajoy no proceda a derogar la ley del aborto de 2010 y la de 1995, que resurgiría al derogarse la del 2010.

Por ello invito a todos los lectores de ALBA, y muy especialmente a los militantes y compañeros del Partido Popular a que exijamos por carta, teléfono, e-mail o cualquier otro medio de comunicación, la derogación inmediata y total de esta ley, y se lo exijamos tanto al Presidente del Gobierno Don Mariano Rajoy, como a la Ministra de Sanidad Doña Ana Mato, a la Secretaria General de mi partido Doña María Dolores de Cospedal, así como al Portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados Don Alfonso Alonso Aranegui. Con el esfuerzo de todos, estoy convencido, que muy pronto, conseguiremos este objetivo de la abolición del aborto en España. Las generaciones futuras, seguro que nos lo agradecerán.

1 comentario:

ANTONIO SEBASTIÁN dijo...

Señor Barragán, reconozco que tengo adversión y prejuicios a los políticos. Pero he de decir que la firmeza con que defiende sus ideas y la fortaleza de sus convicciones las admiro.
DIOS le bendiga